Categoría -Aragón

Aragón

Albarracín, una maravilla aragonesa

Albarracín es uno de los pueblos más bonitos de toda España. Cautiva, enamora y engancha. Su espectacular casco histórico unido a las bellezas de su entorno le valieron para ser declarado Monumento Nacional en 1961 y está propuesto por la Unesco para ser declarado Patrimonio de la Humanidad.

Albarracín está situada a más de 1170  metros de altura y a unos 39 kilómetros de Teruel. Asimismo, es la cabecera de una comarca que ofrece numerosas rutas al turista. El casco antiguo  está edificado sobre las faldas de una montaña, rodeada en casi su totalidad por el río Guadalaviar. Al norte se halla la  bellísima sierra de Albarracín y al sur los Montes Universales.

Seguir leyendo

Alquézar, naturaleza medieval en Huesca

¿Os gustan los pueblos medievales y pintorescos?. Sí, de esos en los que nada más entrar te topas con la señal del tiempo y los siglos descolgándose lentamente de las grietas y los tejados. Pues veniros a Alquézar, en pleno corazón de la provincia de Huesca, a orillas de la Sierra y los Cañones de Guara.

Alquézar duerme su sueño de historias medievales a los pies del río Vero, una silueta cristalina que ha ido horadando un valle descomunal y fascinante sobre el que se asienta la población. Pasear por el entramado laberíntico de sus calles es todo un placer. No en vano estamos ante un Conjunto Histórico Artístico, declarado como tal en 1982.

Su legado de piedra y tejados nos sale al paso en cada rincón de Alquézar. El sabor medieval rezuma en cada calle, en cada plaza, en la hermosa Colegiata de Santa María la Mayor que se dibuja en el horizonte, construida a finales del siglo XI. Una iglesia que parece fortaleza, ya que precisamente el nombre del pueblo proviene de la palabra árabe Al Qasr, que significa la fortaleza. Este castillo o colegista fue declarado Monumento Nacional en 1966.

Seguir leyendo

Jaca, a los pies del Pirineo en Huesca

Hace mucho frío en invierno en Jaca. Después de una noche de intensa nevada, es posible incluso, más que posible, que sus calles estén heladas. Pero claro, como dice mi buen hostelero, lo normal en invierno es esto, que haga frío. Lo contrario ya me haría sospechar y me pondría francamente nervioso.

El clima y la historia siempre han sido dos grandes argumentos para venir a Jaca. La fina película de nieve que se atisba allá en el Pirineo aragonés atrae cada año a miles y miles de turistas ávidos de lanzarse por sus pistas de esquí.

Hay otros, entre los que me encuentro, que prefieren el arrullo de una buena chimenea, seguir los pasos cansados de las piedras de la ciudad, y perderse por los rincones y vericuetos de una ciudad peregrina, destino de muchos de los que, semanas más tarde, estarán rezando a los pies del apóstol en Compostela.

Seguir leyendo

Teruel, un paseo por el centro histórico

Llego por carretera a Teruel. Como siempre, me saludan efusivamente sus hermosas torres mudéjares, Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1997. Hace frío, pero es lo propio del invierno turolense. La gente pasea por sus calles bien abrigadas.

Teruel en invierno siempre me recibe con esa sonrisa pequeña y sombría. Atravieso el Puente Nuevo, y dejo el coche a la entrada del centro histórico. Toca pasear una vez más por esta ciudad, disfrutando de su lento discurrir por la vida.

Rápidamente callejeo buscando la Plaza del Torico, céntrica, porticada, moderna. Como si de un ritual mágico se tratara, siempre comienzo mi deambular por Teruel desde el monumento al Torico. No me preguntéis el porqué. Me lo dijo un amigo de la ciudad: empieza siempre desde aquí, y “turolea”…

Seguir leyendo