Alquézar, naturaleza medieval en Huesca

¿Os gustan los pueblos medievales y pintorescos?. Sí, de esos en los que nada más entrar te topas con la señal del tiempo y los siglos descolgándose lentamente de las grietas y los tejados. Pues veniros a Alquézar, en pleno corazón de la provincia de Huesca, a orillas de la Sierra y los Cañones de Guara.

Alquézar duerme su sueño de historias medievales a los pies del río Vero, una silueta cristalina que ha ido horadando un valle descomunal y fascinante sobre el que se asienta la población. Pasear por el entramado laberíntico de sus calles es todo un placer. No en vano estamos ante un Conjunto Histórico Artístico, declarado como tal en 1982.

Su legado de piedra y tejados nos sale al paso en cada rincón de Alquézar. El sabor medieval rezuma en cada calle, en cada plaza, en la hermosa Colegiata de Santa María la Mayor que se dibuja en el horizonte, construida a finales del siglo XI. Una iglesia que parece fortaleza, ya que precisamente el nombre del pueblo proviene de la palabra árabe Al Qasr, que significa la fortaleza. Este castillo o colegista fue declarado Monumento Nacional en 1966.

Resulta impresionante verlo sobre las formaciones rocosas de la garganta del río Vero. Aquellos acantilados seguro que habrán sido testigos de muchas batallas, historias y leyendas. Podemos acercarnos hasta allí para visitar sus muros, el claustro del siglo XIII, decorado con hermosas pinturas antiguas, varias capillas y el campanario.

Calles largas y estrechas las de Alquézar que, a la caída de la tarde, se vuelven aún más silenciosas. Cuando la noche cae sobre este pueblo la belleza y el misticismo se respiran por doquier. Viejos portalones nos auguran un pasado de esplendor, además de su Plaza Vieja, corazón de Alquézar con sus hermosos soportales.

Pero además de pasear por el centro histórico de Alquézar, descubriendo su legado y sus monumentos, el turismo rural es otro de los grandes atractivos de la población. El Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara nos invita a practicar múltiples actividades, como el senderismo, la bicicleta de montaña, la escalada, el barranquismo… Este parque es además uno de los grandes refugios de la flora y fauna de Europa.

En los alrededores también hay interesantes muestras de cuevas prehistóricas. Os recomiendo llevaros unos prismáticos si vais a estar por la zona, ya que seguro que descubrís sobrevolando el parque especies como quebrantahuesos, buitres, alimoches, halcones, milanos, etc…

En Alquézar tenéis muy oferta de ocio y alojamiento. Los amantes de lo medieval y la naturaleza tienen en este rincón de la provincia de Huesca un pequeño paraíso de relax y tranquilidad.

Foto Vía Debates Motos Coches

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *