Categoría -Andalucía

Disfruta del turismo en Conil, Cádiz

Playa de Conil

Andalucía es un lugar de muchos contrastes y donde se puede disfrutar del turismo en su máximo esplendor, eligiendo tanto un turismo de playa y mar, como de un turismo de montaña (con posibilidad de practicar esquí en Sierra Nevada), o de interior. Y no nos podemos olvidar de dos alicientes muy importantes para visitar Andalucía: su turismo cultural (con una gran riqueza artística y monumental), y su turismo gastronómico.

Si estas preparando una escapadita para Semana Santa o para Verano (para los más previsores), y todavía no tienes un destino claro para visitar en Andalucía, ya que seguro que ha estas alturas ya eres un viajero experimentado y has visitado Sevilla, Granada (con su Alhambra), Córdoba (con su Mezquita-Catedral),… Pero, ¿qué te parece  viajar a Conil?

Seguir leyendo

Málaga, el balcón del Mediterráneo

Asomarse a la ventana de Málaga para descubrir el Mediterráneo es uno de los grandes placeres que tiene la vida del turista. O pasear por su emblemática calle Larios. Mejor dicho, por la calle del Marqués de Larios, que hay que hablar con propiedad. Málaga cantaora, como la llamara un poeta, es mucho más que cante, sol y Mediterráneo.

Fijaros si no en el Castillo de Gibralfaro que nos sirve de centinela en el horizonte de Málaga. Construido en el siglo XIV, al menos el que puede verse en la actualidad, sus torres y sus almenas sí que son una maravillosa ventana al azul intenso que duerme a los pies de la ciudad.

Desde el castillo, a muy pocos pasos, puede verse la Alcazaba de Málaga, construida en el siglo XI y los restos de lo que fue el teatro romano de la ciudad, del siglo I. Son tal vez los elementos más antiguos de Málaga. Murallas árabes, torres defensivas y varias puertas de entrada son el legado perfecto de lo que fue la vieja Málaga.

Seguir leyendo

La Giralda y la Catedral de Sevilla

Lo de Sevilla tiene un color especial no lo inventaron Los del Río. Me niego a pensar que jamás en la historia de esta ciudad nadie lo dijera antes. Porque Sevilla es la sensibilidad hecha arte, a orillas del Guadalquivir. Peinada por el sol extremo que se descuelga por aquí en verano, no nos resultaría nada complicado enumerar algunos de los mejores monumentos de Sevilla, ¿verdad?.

Desde la Giralda a la Torre del Oro, pasando por su extensa y poderosa catedral. Sevilla se mira impaciente en el reflejo del río que la separa de Triana. La Giralda luce orgullosa en el cielo sevillano desde hace casi mil años. Fue construida a finales del siglo XII como minarete de la vieja mezquita, hoy convertida en el primer templo catedralicio. Sus cien metros de altura son el exponente del amor que ya sentían los musulmanes por Ishbiliya, conocida más tarde como Shbilya.

No es difícil subir a la Giralda, ya que en su interior hay una rampa que os facilita la subida. Se tarda un poquito en subir, eso sí es verdad, pero las vistas desde el campanario merecen la pena. Antes de subir, fijaros en la estatua de bronce de más de siete metros que hay en la parte superior de la Giralda. Se trata del Giraldillo, una de las estatuas más célebres y conocidas del renacimiento andaluz.

Seguir leyendo

Huelva, un paseo por el centro

Oí decir muchas veces a un amigo que estudiaba allí que Huelva era una ciudad sin mucho interés. Los estudiantes universitarios solían ser buenos turistas, por lo que me previne un tiempo antes de ir a visitar la capital onubense. Cuando ya no tuve más remedio, me acerqué hasta ella, y descubrí que el interés se lo dejaba para quien quisiera descubrirlo.

Porque Huelva podemos decir que es una ciudad genuina, que ha intentado explotar desde siempre sus recursos colombinos. Precisamente bajando la Avenida de Cristóbal Colón nos adentramos en el centro de la ciudad. La Plaza de Toros marca la frontera, y ya desde allí casi se divisa la silueta de la Catedral de Huelva.

Me gustó su interior. No es una de esas catedrales imponentes, casi estridentes para los que gustamos de lo sencillo y delicado. Si la visitáis os aconsejo ir en busca del panteón de los Condes de Niebla y la talla de la imagen de la Virgen de la Cinta, obra del ilustre escultor Martínez Montañés.

Seguir leyendo

Un paseo por Granada sin visitar la Alhambra

Cuántas veces habré escuchado la frase: «tengo ganas de ir a Granada para ver la Alhambra«… Claro, Granada es la ciudad de este imperioso palacio nazarí, pero, ¿acaso el último reino musulmán en España no ha legado para la posteridad otros tesoros?. La Alhambra es un regalo único en el mundo, pero Granada merece la pena… incluso sin la Alhambra.

Nosotros recorremos hoy Granada resistiéndonos al encanto de la fortaleza roja que nos vigila desde el horizonte. ¿Podremos aguantar su mirada seductora?.

Huimos precisamente de ella perdiéndonos en el centro histórico de la ciudad. Desde la Plaza Nueva y la Plaza de Santa Ana accedemos a la Catedral de Granada, construida en los siglos XVI y XVII. Monumental su fachada, erigida por Alonso Cano, escultor granadino, y cómo no, su Capilla Mayor.

Seguir leyendo

Jaén, la capital del Santo Reino

A Jaén se la conoce como la Ciudad del Santo Reino. Y a fe que, cuando la visitas, te imaginas que durante la época musulmana debió de serlo precisamente. Un Santo Reino que duró hasta 1246, cuando Fernando III la reconquistara para las tropas cristianas.

Desde entonces y hasta ahora Jaén ha vivido siempre protegida por su maravilloso Castillo de Santa Catalina, que hoy en día alberga el Parador Nacional de Turismo. Si queréis daros un pequeño capricho, es un enclave perfecto para vivir como en aquel Santo Reino musulmán. Si no es así, las vistas nocturnas que desde el centro histórico de Jaén se tienen del castillo son preciosas.

El paseo por la ciudad lo podríamos comenzar sin duda en la Plaza de Santa María, corazón de Jaén. Allí se levanta desde mediados del siglo XVI la catedral de la ciudad, construida como muchas otras sobre la antigua mezquita. Fijaros en sus dos torres, de más se sesenta metros de altura.

Seguir leyendo