Un paseo por Granada sin visitar la Alhambra

Cuántas veces habré escuchado la frase: “tengo ganas de ir a Granada para ver la Alhambra“… Claro, Granada es la ciudad de este imperioso palacio nazarí, pero, ¿acaso el último reino musulmán en España no ha legado para la posteridad otros tesoros?. La Alhambra es un regalo único en el mundo, pero Granada merece la pena… incluso sin la Alhambra.

Nosotros recorremos hoy Granada resistiéndonos al encanto de la fortaleza roja que nos vigila desde el horizonte. ¿Podremos aguantar su mirada seductora?.

Huimos precisamente de ella perdiéndonos en el centro histórico de la ciudad. Desde la Plaza Nueva y la Plaza de Santa Ana accedemos a la Catedral de Granada, construida en los siglos XVI y XVII. Monumental su fachada, erigida por Alonso Cano, escultor granadino, y cómo no, su Capilla Mayor.

Pero para capilla, la Capilla Real que se halla al lado del templo catedralicio, y que alberga el mausoleo de los Reyes Católicos. Dicen los historiadores, no nosotros, que fue el último templo que se construyó en España en estilo gótico florido. Merece la pena disfrutar con el rincón del descanso eterno de los reyes de la Reconquista.

Saliendo de la Catedral y la Capilla Real hay lugares para seguir callejeando por Granada. Desde el Palacio de los Madraza hasta la Alcaicería, una especie de zoco lleno de tiendas de todo tipo. El centro histórico de Granada cuenta con bellas callejuelas, pequeñas iglesias y conventos dignos de visitar.

¿Imprescindibles?. Pues la Iglesia de San Jerónimo, que alberga los restos de Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, la Iglesia de San Juan de Dios, el Hospital Real fundado por los Reyes Católicos y el Monasterio de la Cartuja de la Asunción, fundado por el Gran Capitán a finales del siglo XV.

Granada es ciudad para pasear, y mi rincón favorito para ello es la Carrera del Darro, continuando hasta el Paseo de los Tristes. Tal vez sea uno de los rincones de la ciudad más cautivadores. Y lo digo no sólo por las hermosas vistas que se tienen de la Alhambra, sino por los bellísimos atardeceres al abrigo del sonido del agua del río.

Hay otra posibilidad antes de venir a ver la Catedral y la Capilla Real. Os recomiendo acercaros a uno de los barrios más conocidos de España, posiblemente. Se trata del Barrio del Abaycín, declarado en 1994 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Merece la pena perderse por sus estrechas callejuelas empinadas, llegando incluso hasta el Sacromonte. Pero cuidado, las vistas que se tienen de la Alhambra son fascinantes…

Ya véis que Granada tiene secretos maravillosos que descubriros, sin necesidad de acudir exclusivamente a la Alhambra. Ya otro día os contaremos algo de este palacio nazarí, ¿verdad?.

Foto Vía Virtual Tourist

6 ComentariosDejar un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *