Santiago de Compostela, un hito gallego y español

Santiago de Compostela es la capital de Galicia  y  forma parte a la provincia de La Coruña. Se halla en el noroeste de España, a 65 kilómetros de La Coruña y 62 de Pontevedra. En 1985, Santiago de Compostela  fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Un lugar inolvidable que merece ser visitado al menos una vez en la vida.

En el año 813, un eremita llamado Pelayo descubrió  entre luminarias un enterramiento;  desveló el prodigio a Teodomiro, obispo de Iria Flavia, el cual  sentenció que el arca marmórica contenía los restos del apóstol Santiago. En la Edad Media, este lugar se erigió  en el tercer lugar más importante de peregrinación cristiana, tras  San Pedro en Roma y Jerusalén.

En pleno siglo XXI, tanto los peregrinos comos los turistas continúan recorriendo el viejo camino de Santiago por el norte de España hasta llegar a la impresionante catedral.

La catedral de Santiago de Compostela se erigió entre los siglos XI y XIII, en el lugar en el que había existido una basílica en el siglo IX. Aunque se han hecho varios añadidos como la fachada barroca del Obradoiro, el interior se mantiene casi  igual que hace 800 años.

Detrás de la fachada del Obradoiro se levanta el magnífico pórtico de la Gloria, del siglo XII, con sus tres arcos decorados. Cristo, flanqueado por cuatro apóstoles y ocho ángeles, domina el arco central, y Santiago se sitúa  justo debajo de él en una columna tallada con el arbol de Jesé.

Dentro de la catedral, la confección extremadamente ornamental dorada y plateada del altar constrata claramente con la fría y oscura sencillez del resto del interior. Uno se maravilla una vez dentro de esta catedral, tiene algo que le hace muy especial, única y diferente. Es casi imposible de describir con palabras lo que uno siente allí.

Por último,  en Santiago de Compostela hay que ver la plaza del Obradoiro, las plazas catedralicias,  la iglesia de Santa María la Real del Sar, el parque de la Alameda, el parque Bonaval, el convento del Belvís,  la Capilla de la Animas, el Museo de las Peregrinaciones y muchos otros preciosos bellos lugares de una ciudad que enamora de principio a fin. Y sin olvidar su rica y variada gastronomía.

Foto vía Ernesto Colman

1 ComentarioDejar un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *