Valencia de Alcántara, un bello rincón cacereño

Valencia de Alcántara es un preciosa ciudad extremeña, situada en el extremo suroccidental de la provincia de Cáceres y a tan sólo 12 kilómetros de la frontera portuguesa. Además, de por su gastronomía, fiestas y riqueza monumental, esta localidad cacereña sobresale por sus dólmenes.

En Valencia de Alcántara, uno debe probar los platos típicos extremeños como el frite, la chanfaina, las migas, las mondongas, los fritos de boda y los bollos de pascua. Además, hay que disfrutar con la celebración de Los Mayos (días 2 y 3), la festividad de San Isidro (15 de mayo) con su vistosa romería y las fiestas patronales del San Bartalomé (últimos días de agosto).

En los alrededores de Valencia de Alcántara, se encuentran una de las mayores concentraciones de dólmenes de la Península (alrededor de medio centenar) en bastante buen estado de conservación; se pueden visitar siguiendo cinco rutas bien señalizadas junto al río Séver, en la frontera con Portugal.

En Valencia de Alcántara, desde la plaza de la Constitución, en la que se encuentran el Ayuntamiento y la iglesia de la Encarnación, se puede iniciar la visita de barrio judío-gótico.

Las calles largas y estrechas, flanqueadas por casas con vanos de cantería, adintelados unos y de arcos apuntados otros, conforman un espacio de sabor medieval en torno al Centro de Interpretación de Valencia de Alcántara y la Sinagoga. La ruta se prosigue con la subida al castillo, de origen árabe y remodelado en varias ocasiones.

Integrada en el conjunto fortificado se encuentra la iglesia de Nuestra Señora de Rocamador, edificio capital de la villa, cuya construcción culminó en el siglo XVI, con la torre herreriana. En su interior, se alberga “El Cristo de las Batallas”, atribuido a Berruguete, y un cuadro de Luis Morales “El Divino” que representa a La Virgen y los Santos Juanes.

Por último, hay que visitar los antiguos conventos de Santa Clara, con portada plateresca en la iglesia, y de San Francisco, vinculado a la memoria de Espartero. Además, sobresalen el puente de origen romano, la puerta de las Huertas y el acueducto de la época romana.

Foto vía  Sierra de San Pedro

1 ComentarioDejar un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *