Valladolid, la esencia castellana

Valladolid es la capital de Castilla-León y está situada en la confluencia de los ríos Pisuerga y Esgueva. La localidad castellana fue fundada a finales del siglo XI con la intención de repoblar las tierras recién conquistadas a los musulmanes. Valladolid fue capital imperial bajo Carlos V y capital de Espñaa con Felipe II y eso, además de conformar un impresionante patrimonio cultural, imprime carácter.

El centro neurálgico de la ciudad es la Plaza Mayor (siglo XVI), un hermoso espacio rodeado de edificios porticados, obra del arquitecto Francisco de Salamanca. Fue la la primera plaza de España diseñada con un explícito criterio urbanístico y fue modelo de tantas otras plazas mayores posteriores, como las de Madrid o Salamanca.

La construcción de la Catedral de Valladolid comenzó en 1527 bajo el reinado de Carlos I. En 1585, Felipe II encargó la continuación de sus obras a su arquitecto favorito, Juan de Herrera, que le dio su característica sobriedad. Por último, en el siglo XVIII, Alberto Churriguera concluyó la fachada. En su interior, destaca la capilla mayr con un retablo manieristas de Juan de Juni del siglo XVI.

Siguiendo con los monumentos religiosos, sobresale la iglesia de Santa María la Antigua fue construida en el siglo XIII en estilo románico, aunque fue reformada en estilo gótico en el siglo XVI.

Asimismo, Valladolid es la capital española de la escultura. Así, la iglesia de la Angustias alberga una hermosa colección de imaginería sacra. La iglesia de San Pablo es uno de los mejores ejemplos del gótico isabelino. También sobresale la iglesia de Santiago, un templo renacentista del siglo XVI que posee un notable patrimonio escultórico. Otros monumentos religiosos interesantes son la iglesia de San Martín y el Monasterio de Santa Ana.

Valladolid también cuenta con varios preciosos edificios civiles. El Colegio de San Gregorio es un hermoso edificio isabelino. Hoy en día, alberga el Museo Nacional de Escultura Policromada. Varias familias aristócratas levantaron suntuosos palacios durante la Edad Media. Así, llaman la atención el palacio de los Pimental, el de los marqueses de Valverde y el palacio de Fabio Nelli, sede del Museo Arqueológico. Tampoco hay que olvidarse de visitar el Museo Oriental con su original colección de arte chino, japonés y filipino.

Por último, en Valladolid, el turista disfrutará con su gastronomía así como con una trepidante vida nocturna que se concentra alrededor de la plaza Mayor y el campus universitario.

Foto vía Vámanos de Tapas

3 ComentariosDejar un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *