Almagro, un icono de La Mancha

En plena llanura manchega, a 190 kilómetros de Madrid y 23 de Ciudad Real, se alza Almagro. Esta pintoresca y preciosa población del Campo de Calatrava sobresale por su Corral de Comedias, su plaza Mayor y su Conjunto Histórico-Artístico.

Gracias a su Festival Internacional de Teatro (se celebra en julio en el Corral de Comedias) se ha erigido en un gran centro turístico. Además, la belleza y el encanto de su trazado urbano y sus monumentos colocan a Almagro en la primera línea de Castilla-La Mancha.

En Almagro, sobresalen dos lugares: la Plaza Mayor y el Corral de Comedias. Además, hay que pasear por su casco urbano y disfrutar de sus calles, sus casas blasonadas, sus casas blancas, sus soportales y sus rejerías.

El Corral de Comedias supone el único en su estilo que se conserva en España. Nos transporta al Siglo de Oro español. Se descubrió casualmente en 1953, se remodeló y se ha creado un centro cultural de primer orden. Se compone de un patio empedrado de unos 300 metros cuadrados; la cazuela , le lugar reservado para las mujeres; un escenario de dos plantas; y unos excelentes camerinos.

Asimismo, destaca la Plaza Mayor. En torno a ella gira todo el entramado urbano de Almagro. Presenta una plaza rectangular recorrida con galerías acristaladas de color verde que descansan sobre columnas de granito. En su cara norte, se halla el Palacio Maestral; en su cara este se levanta el Ayuntamiento; y en su parte sur el Corral de Comedias.

Además, Almagro nos ofrece varios lugares para contemplar una magnífica jornada por tierras manchegas: la calle del Gran Maestre con sus bellas fachadas, el Palacio de los Condes de Valdeparaíso; la Iglesia de la Madre de Dios; el Convento de la Encarnación; el Convento de Santo Domingo; el Convento de la Asunción; la Ermita del Salvador; la Iglesia de San Agustín; el Museo del Encaje; y el Museo Nacional de Teatro.

Por último, Almagro es muy conocido por el encaje de bolillos. Con este encaje se realizan bordados para mantelerías, centros de mesa, etc. Asimismo, hay que probar las famosas berenjenas de Almagro, preparadas con un singular aliño de órigen árabe.

Foto vía City Guides

1 ComentarioDejar un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *