Torla, la belleza de un pueblo de montaña

Torla es un pequeño pueblo de montaña y de una belleza excepcional. Perteneciente a la  provincia de Huesca, Torla está situado en la comarca del Sobrarbe. Se halla al norte de su provincia y al noroeste de su comarca, y muy cerca de la frontera con Francia, aunque sin conexión por carretera con ella.

Además, es puerta de acceso para visitar el Parque nacional de Ordesa y Monte Perdido. Se halla a casi 100 kilómetros  de Huesca capital, y el acceso por carretera solo puede realizarse por la N-260 desde Broto o desde Biescas a través del puerto de Cotefablo.

Cinco formidables montañas parecen custodiar la villa: Mondiciero (2.296 metros), Litro (2.019), Diazas (2.237), Duáscaro (2.150) y Mondarruego (2.848). Un barranco cierra el paso a las casas montañesas. Torla parece un pueblo sitiado por las fuerzas de la naturaleza.

Un paseo por el  casco urbano es una visita obligada en un pueblo como Torla de calles estrechas y empinadas, pavimentadas con losa o canto rodado a la antigua usanza. El caserío está construido en piedra rojiza, aunque algunas casas aparacen blanqueadas, con tejados de pizarra a doble vertiente.

Muchas casas muestran el escudo de armas de sus antiguos moradores, y algunas ventanales góticos y portales adovelados; no escasean los balcones corridos con barandas de madera ni las solanas. La plaza Mayor posee un bello conjunto de soportales con arcos rebajados.

Además, hay que visitar la iglesia parroquial de San Salvador, un templo rústico y severo de fábrica románica. Se construyó entre los siglos XIII y XVII. En su interior, se guarda una valiosa pieza: la cruz procesional gótica de plata, adornada con estatuillas y pináculos. Además cuenta con un interesante conjuntos de retablos.

Junto a la iglesia está el museo Etnológico, antiguo castillo construido entre 1520 y 1530. Conserva algunos elementos y las pinturas murales de la cripta que datan del siglo XVII.

Por último, hay que acercarse a la Casa de Viu, en la calle Lerabarbero, junto a un prado con frescos y nogales orientado hacia las alturas de Ordesa. Esta magnífica casa señorial ha sido declarada Monumento Histórico-Artístico.

Foto vía Busco un viaje

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *