Almendralejo, la ciudad del romanticismo

Almendralejo es una bella ciudad perteneciente a la provincia de Badajoz y capital de la comarca de Tierra de Barros (Extremadura). Se halla a 59 kilómetros de Badajoz y 25 kilómetros de Mérida. Conocida como la “ciudad del romanticismo” por ser cuna de poetas como José de Espronceda y Carolina Coronado. Sus calles de blancas fachadas desprenden un aroma muy particular, mezcla de aceite y vino, que le dan un matiz inconfundible.

El recorrido monumental tiene el punto de partida en el edificio más importante y característico de la villa, la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Purificación. Situada en pleno centro de la trama urbana, fue edificada en el siglo XVI, probablemente sobre un templo anterior.

Destaca su gran torre de estilo herreriano, su portada principal de estilo gótico y sus laterales renacentistas. Dispuesta en uno de los muros externos se halla la escultura del Cristo de la Paz, obra del artista extremeño Juan de Avalos. En el interior sobresale el retablo mayor barroco, que fue destruido durante un incendio en 1936. Hoy se puede ver una fiel reconstrucción.

Muy cerca se halla el palacio de Monsalud (siglo XVIII), con un interesante y famoso escudo en su esquina, que fue residencia durante años del escritor Espronceda y hoy en día es la sde del Ayuntamiento. Además, hay que visitar el palacio de los Marqueses de la Encomienda, el de los Marqueses de Colonia y el de los Condes de Oliva.

Entre los monumento de carácter religioso son dignos de mención la ermita de Nuestra Señora de la Piedad, realizada a principios del siglo XVI y remozada en el siglo XVIII, que acoge a la patrona de la localidad; la ermita de Santiago; el convento de San Antonio, erigido en el siglo XVII y declarado monumento de interés histórico-artístico, y el convento de los Franciscanos Descalzos (siglo XVII), dedicado a centro cultural tras laboriosas obras de restauración.

Por último, merece la pena realizar una parada en alguna de sus reconocidas industrias vitivinícola y de aceitunas de mesa, para admirar sus bodegas y almazaras.

Foto vía Pueblos de España

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *