La Garrotxa: lagos y volcanes

Os sugiero una ruta entre Bañolas y Santa Pau a lo largo de 45 kilómetro de la provincia de Girona (Catalunya). Bañolas, por su famoso lago, escenario de las pruebas de remo de los Juegos Olímpicos de Barcelona’92 y considerado paraje pintoresco nacinoal, es nuestro punto de partida.

Desde allí nos dirigimos a la iglesia de Santa María en Porqueres ya continuación a visitar la ermita románica, el castillo de Teiá y las cuevas prehistóricas de la cercana localidad de Serinyá.

Proseguimos hacia Besalú, una de las poblaciones medievales más atractivas de Catalunya, con su puente fortificado(símbolo de la ciudad), su barrio judío y los templos románicos de Santa María, San Vicente y San Pedro. Un pueblo tan bonito que nunca se te olvidará.

Desde allí podemos desplazarnos a Castellfollit de la Roca, bella población sobre una negra roca con casas colgadas al bordel precipio. La ruta por la provincia de Girona sigue por San Joan les Fonts en donde destacan su iglesia románica y las ruinas del Canadell.

Después, llegaremos a Olot, capital de la Garrotxa y origen de una magnífica escula paisajística de pintura, que cuenta con un interesante patrimonio. No obstante, especialmente llama la atención el paisaje volcánico que rodea la localidad, en el que sorprenden los casi 70 volcanes extinguidos de laderas arboladas, como los de Santa Margarida, con una ermita en el centro del cráter, el Montsacopa, Rocanegra, Croscat o el bello hayedo d’en Jordá.

Finalizamos nuestro recorrido en la villa medieval amurallada de Santa Pau. En esta localidad gerundense sobresalen la curiosa plaza porticada de forma triangular, el castillo y las iglesias de San Martí Vell y Santa María.

Por último, a lo largo de esta ruta os recomiendo degustar los platos propios y sabrosos de la comarca de la Garrotxa: embutidos, como el fuet, y el típico licor de ratafia.

Foto vía Escapada Rural

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *