Medinaceli, bello pueblo soriano

La provincia de Soria cuenta con auténticas joyas como Medinaceli. Este pequeño pueblo (unos 900 habitantes), se encuentra a 75 kilómetros de Soria y a 150 de Madrid. La localidad se divide en dos núcleos. Uno, situado junto a la  carretera (donde se concentra la mayoría de la población) y más moderno. El otro, a unos tres kilómetros que se corresponde con la antigua villa y donde se ubican la totalidad de sus monumentos históricos.

Historia:

Medinaceli fue fundada por los celtíberos y fue tomada por los romanos en el año 152 A.C. Roma confirió una gran importancia estratégica a esta localidad y nos legó el primer monumento de Medinaceli, su Arco del Triunfo, que en su tiempo atravesaba la vía romana procedente de Zaragoza.

En el 712, Medinaceli pasó a dominio de los árabes. Almanzor incorporó a Medinaceli a los libros de historia ya que allí murió el valiente guerrero musulmán en el 1002. En el siglo XII, tras la conquista cristiana, fue repoblada por Alfonso VII de Castilla. Más tarde, Enrique II de Castilla haría de Medinaceli un condado y los Reyes Católicos  la convirtieron en ducado. A partir de entonces, Medinaceli entró en declive al perder su importancia estratégica.

La visita:

En Medinaceli hay que pasear por su zona antigua con sus calles angostas de claro trazado árabe en muchas de las cuales hay nobles casonas. Acto seguido, se debe ver al Arco Romano, auténtico símbolo del pueblo. Fue construido entre los siglos II y III por los romanos posiblemente como puerta de entrada. Este arco es el único que existe en España provisto de tres arcadas.

También hay que detenerse en el Palacio Ducal que domina la Plaza Mayor y es un bello edificio del siglo XVIII. La Alhondiga es la otra construcción de carácter civil que podemos ver en la Plaza Mayor; data de 1653 y se usaba para almacenaje de trigo.

En cuanto a monumentos religiosos, sobresalen la Iglesia-Colegiata de Santa María, de estilo gótico y realizada en el siglo XVI; el Convento de Santa Isabel, convento gótico del XVI y fundado para la Orden de las clarisas y que todavía permanece habitado por monjas de la misma orden; la Iglesia de San Martín; y el Beaterio de San Román.

Cerca de Medinaceli, podemos acudir al Yacimiento Paleontológico de Ambrona a unos 9 kilómetros con interesantes vestigios del Paleolítico Inferior; el pueblo de Rello, a unos 13 kilómetros con su bonita Plaza Mayor; y Somaén, pequeño caserío situado en el desfiladero del río Jaón, a 14 kilómetros de Medinaceli y coronado por un castillo árabe del siglo XI.

Foto vía Sorianos.org

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *