La arquitectura popular salmantina

Os planteo una ruta desde Guijuelo a La Alberca a lo largo de 56 kilómetros por la provincia de Salamanca. Se trata de un itinerario por la sierra de Francia que encierra numerosos atractivos: el paisaje de una intrincada orografía; los pueblos serranos que han sabido conservar su arquitectura popular de calles estrechas, exteriores de adobe y entramado de madera en balcones y aleros; y la pervivencia de ancestrales tradiciones en numerosas fiestas populares, la artesanía y la rica gastronomía de la zona.

El siguiente hito del camino es Guijuelo, villa productora de sabrosos jamones con Denominación de Origen. A partir de aquí se comienza el camino hacia la sierra de Francia por carreteras comarcales atravesando Monleón, donde aún quedan en pie restos de su muralla medieval.

Luego, se llega a Linares de Riofrío, conocida como “la puerta de sierra de Francia” y rodeada de parajes de densa vegetación, por ejemplo, La Honfría o el Hueco.

La siguiente escala es Miranda del Castañar, con sus apiñadas en la ladera de montaña. La ruta sigue hasta llegar a Mogarraz, donde se pueden adquirir la tradicional artesanía de botos camperos.

Luego, una vas se ha alcanzado Sequeros hay que visitar la iglesia neoclásica de San Sebastián que sorprenderá profundamente. Retomando la direcció oeste, San Martín de Castañar sobresale por su calzada y su puente romano junto a sus dos ermitas, la iglesia de San Martín y las ruinas del castillo.

La ruta concluirá en La Alberca desde donde se recomienda la excursión a la Peña de Francia, con más de 1.700 metros de altura, un importante espacio habitado por rapaces, gatos monteses y linces, entre otras especies.

Por último, hay que disfruta de la rica y variada gastronomía castellana, toda una delicia para cualquier paladar, incluso par los más exigentes.

Foto vía Turismo entre sierras

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *