Villaviciosa, la capital de la sidra

Con su viejo puerto y sus calles nobles, al fondo de un ría que baña unas tierras ubérrimas, Villaviciosa, la primera ciudad española que piso Carlos I, hace honor a su nombre. Se trata de la capital de la sidra asturiana. A la tradicional, que sigue haciéndose en antiguos lagares (merece la pena visitar alguno de ellos), se añade la sidra achampanada (desde 1890, con la fábrica de El Gaitero).

Villaviciosa fue fundada en 1270 mediante carta puebla de Alfonso X. En 1484, fue destruida por un incendio y en 1812 obtuvo una heroica resistencia contra los franceses. La villa actual conserva trazas renacentistas y abunda en casas blasonadas. Entre todas, sobresale la avenida de García Caveda, por el número y la calidad de sus edificios.

Villaviciosa es la capital de un concejo que quizá sea el más rico de Asturias en monumentos prerrománicos y románicos. Los monumentos más antiguos del casco urbano no se remontan más allá del siglo XIII, como el palacio de Valdés y la iglesia de Santa María, cuya construcción se inició probablemente con motivo de la carta puebla otorgada por Alfonso X, y que ofrece una interesante ejemplo de transición al gótico.

Además, sobresalen el palacio de la Torre y la iglesia de San Francisco, ambos edificios notables del siglo XVII. Asimismo, la estatua de La Manzanera, de Benlluire, viene a ser el símbolo de la Villaviciosa decimonónica, que ya en 1870, con la fabrica de El Gaitero, se lanzaba a la producción industrial de sidra achampanada.

En los alrededores de Villaviciosa hay que visitar los siguientes lugares: la iglesia de San Juan de Amandi; la iglesia de San Salvador en Fuentes; la iglesia y monasterio de Santa María; la iglesia prerrománica de San Salvador de Priesca; el bello templo renacentista en Sietes; y Tazones, pueblo pescador y pintoresco.

Finalmente, en Villaviciosa hay que comprar y admirar su artesanía: la talla de azabache, piedra abundante en el concejo (pulseras, collares, pendientes, etc); la alfarería; hórreos y paneras; y reproducciones en miniatura. En cuanto a las fiestas, sobresalen las procesiones de Semana Santa y la fiesta de la Virgen del Portal del 5 al 11 de septiembre.

Foto vía Pasión por la fotografía

1 ComentarioDejar un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *