El Santuario de Covadonga

Asturias cuenta con lugares maravillosos, pueblos bellísimos y parajes inolvidables. Cerca de Cangas de Onís, nos encontramos con el Santuario de Covadonga junto a Los Lagos de Covadonga. Dos iconos del Principado de Auturias.

El Santuario de Covadonga se halla en un lugar considerado sagrado desde tiempos remotos; un paraje enclavado en las estribaciones occidentales de los Picos de Europa, al fondo del angosto valle que describe el Deva. La gruta o cueva debió estar asociada a una divinidad femenina hasta que fue cristianizada en el siglo VIII.

En las proximidades de Covadonga, Don Pelayo, al frente de astures y cántabros, derrotó a las tropas musulmanas,  el inicio de la Reconquista;  según la leyenda, la Virgen María fue decisiva en este hito. 

Alfonso I, el Católico (693-757)  ordenó construir una capilla dedicada a la Virgen María, que daría origen a la advocación de la Virgen de Covadonga, conocida popularmente como La Santina y patrona de Asturias. Alfonso I entregó  la iglesia a los monjes benedictinos quienes la regentaron durante muchos años.

Tres son los edificios principales que componen la visita a Covadonga: la cueva, la Colegiata de San Fernando y la Basílica. A los pies de la cueva se extiende una piscina natural originada por aguas que proceden de la roca y una fuente. La Colegiata está ubicada a la derecha de la cueva y fue erigida a mediados del siglo XVII. En ella se conservan las tumbas de Pelayo y su esposa y de Alfonso I. Por último, la Basílica se alza en El Cuetu, junto al monumento a Don Pelayo.

Para una visita completa es muy interesante leer la página web oficial de Santuario de Covadonga pues nos describe con todo lujo de detalles y explicaciones toda la historia de este mítico lugar.

Una vez más visto el Santuario, debemos ascender a Los Lagos de Covadonga (La Vuelta Ciclista a España ha popularizado los mismos). Estos  lagos se hallan en un impresionante paraje de alta montaña. Tras doce kilómetros de subida, llegaremos al primer lago, el Enol. Antes, en El Mirador de la Reina tenemos que parar para deleitarnos con la vista de los Picos de Europa y el valle del río Gueña.

El Lago Enol es de origen glaciar, está situado a 1070 metros y es el lago más grande de los Picos de Europa. Más arriba, se localiza el lago de la Ercina, situado a 1108 metros.

Una visita maravillosa que nos adentrará en la tradición cristiana de España. Desde Covadonga, comenzó la Reconquista. Un lugar simbólico, mítico y espectacular. Cita ineludible si se viaja por Asturias. Nos cautivará.  

Foto vía Asturias Natural

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *