El Real Alcázar de Sevilla

Este extenso complejo contiene una serie de salas y espacios palaciegos de varios estilos  y épocas diversas. Las torres frontales y las murallas, que datan de 913, fueron construidas por Abderramán III, el emir de Córdoba, posiblemente sobre las ruinas de un acuartelamiento romano.

Sucesivos califas añadieron espléndidas aportaciones arquitectónicos durante los siglos siguientes. Más tarde, llegaron los legados de los reyes cristianos, en particular el de Pedro I El Cruel, en el siglo XIV. En el siglo XVI, Carlos V construyó los salones que llevan su nombre. Buena parte de la estructura fue sometida a importantes obras de remodelación en el siglo XVIII debido a los daños sufridos por un terremoto.

En el Real Alcázar de Sevilla, hay que ver los siguientes lugares:

1º. Puerta de León:

El portón de entrada al primer patio forma parte de las murallas almohades. No hay que perderse las inscripciones árabes y góticas de la fachada interior.

2º. Sala de Justicia:

Se puede contemplar el más puro arte mudéjar, realizado por artesanos de Granada hacia 1330 por encargo de Alfonso XI de Castilla. Además, su techo artesonado en forma de estrella resulta magnífico.

3º. Patio del Yeso:

Es una de las escasas reliquias del palacio del siglo XII. El primoroso estucado presenta arcos festoneados y se realiza con un sombreado jardín con canales de agua.

4º. Patio de la Montería:

Muestra una hermosa ornamentación mudéjar del siglo XIV que supone una síntesis perfecta de diferentes influencias culturales.

5º. Casa de la Contratación:

Los Reyes Católicos se reunieron aquí con los descubridores del Nuevo Mundo.

6º. Patio de las Doncellas:

Conmemora el tributo anual de 100 muchachas vírgenes que los cristianos ofrecían a los gobernantes árabes.

7º. Salón de Embajadores:

Se trata de la sala más espectacular de todo el alcázar. La pieza estrella es la la maravillosa cúpula de madera esculpida, policromada y dorada.

8º. Patio de las Muñecas:

Este acogedor patio era el centro de la vida íntima de palacio y toma su nombre de las pequeñas cabezas talladas en sus capiteles.

9º. Palacio Gótico:

Se trata de un edificio gótico restaurado que data del siglo XIII, construido por Alfonso X El Sabio. Constrata con el resto del conjunto.

10º. Jardines:

Entre estos tranquilos senderos y arboledas se aprecian huellas árabes por doquier: fuentes, estanques y huertos de limoneros y naranjos.

Dispones de varios hoteles en Sevilla situados cerca del Real Alcázar. Te recomendamos reservar en un hotel céntrico para que puedas visitar toda la zona turística de Sevilla sin necesidad de utilizar el transporte.

Foto vía Travel Nova

.

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *