El tren Transcantábrico Clásico arranca su curso de viajes

El exclusivo y elegante  tren Transcantábrico Clásico,  considerado una de las ofertas de turismo ferroviario más importantes del mundo, acaba de comenzar una nueva temporada de viajes que une a León con Santiago de Compostela. El tren atraviesa Castilla y León, País Vasco, Cantabria y Asturias.

 El estudio de reservas de la compañía espera alcanzar una demanda de en torno a dos mil personas para la nueva temporada que ha arrancado ayer en León y que durará  hasta el próximo 1 de diciembre.

Si bien ya ha completado algunos viajes chárter, este tren turístico cubrirá el trayecto León-Bilbao y Bilbao-Santiago de Compostela en ocho días y siete noches y cuyo precio por persona llega a los  2.600 euros en compartimento doble, las mismas tarifas de la temporada anterior.

Durante el trayecto, los pasajeros descubrirán los paisajes, pueblos y ciudades del norte de España por los que atraviesa el convoy, siempre acompañados de un autobús que viajará en paralelo para poder transportarlos a lugares de interés adonde el convoy no puede llegar.

A una velocidad de crucero de 50 kilómetros por hora, los pasajeros partirán desde San Feliz (León)  a las localidades leonesas de Matallana, Boñar y Cistierna antes de adentrarse en la provincia palentina, donde realizarán una pausa para contemplar  monumentos emblemáticos del románico palentino en Carrión de los Condes y Frómista.

Luego, el  tren proseguirá por el norte de la provincia de Burgos para llegar a Bilbao, desde donde después de un merecido descanso  continuarán por Santillana del Mar, Cabezón de la Sal, Llanes, Picos de Europa, Covadonga, Cangas de Onís, Ribadesella, Oviedo y Gijón.

Desde allí  pasará a Galicia por Luarca, hasta Ribadeo, atravesando pasando por la Costa da Morte y Ferrol, para terminar la ruta finalmente en  Santiago de Compostela. En la capital gallega, los nuevos pasajeros subirán el tren para realizar el mismo recorrido a la inversa hasta llegar a León.

Las comidas y cenas se harán normalmnte fuera del tren, en distintos restaurantes para conocer la gastronomía local, si bien algunos servicios se ofrecerán a bordo. 

Foto vía Viajemos en Tren

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *