Puente La Reina, la ruta jacobea por Navarra

Puente La Reina es un bello pueblo navarro situado a sólo 24 kilómetros de la capital, Pamplona. Es una de las villas con mayor tradición histórica y heráldica del Viejo Reino de Navarra . Es una localidad netamente jacobea pues en Puente La Reina confluyen el camino navarro y el aragonés.

En Puente La Reina, el visitante disfruta con sus calles rectilíneas, jalonadas por casas y palacios blasonados, con aleros sobresalientes y balaústres de rejería. Además, sobresalen varios monumentos tanto religiosos como civiles.

La visita:

El peregrino forma parte fundamental de este pueblo. Así, junto al Mesón del Peregrino, se alza el Monumento al Peregrino, con el cual se rinde homenaje a quienes sustentaron y sustentan el nacimiento y desarrollo de la villa. Asimismo, la calle Mayor es conocida  como Rúa del Peregrino.  Esta calle es uno de los segmentos más pintorescos del Camino de Santiago.

Siguiendo por la calle Mayor, se halla la Iglesia del Crucifijo. Levantada en el siglo XV en sustitución de la fábrica original del siglo XII.En 1146, se otorgó a los templarios el señorío de la villa, que pasó luego a la Orden de San Juan de Jerusalén. Entonces, se construyó la iglesia actual tras la fundación de un hospital-convento de dicha Orden con el nombre de hospital del Crucifijo.

En la calle de los Romeros se encuentra la Iglesia de Santiago El Mayor, que data de finales del siglo XII, si bien su interior fue reconstruido en el siglo XV y su torre en el XVIII. En esta iglesia jacobea confluyen tres estilos: románico, gótico y neoclásico.

Para completar los edificios religiosos habría que contemplar la Iglesia de San Pedro Apóstol y el Convento de las Comendadoras.

Otro icono de Puente La Reina es su puente medieval. Se alcanza siguiendo la calle Mayor, vuela sobre el río Arga y suma seis arcos de tamaño decreciente que vuelan entre gruesos estribos. Se le conoce como Ponte Regina, en alusión a la esposa del rey Sancho el Mayor o a Doña Estefanía, esposa de García de Nájera, a quienes se les atribuye su edificación.

Además, se pueden ver otras construcciones civiles como la Muralla medieval, la Casa del Vínculo  y el Palacio del Patrimonial.

Excursiones:

Desde Puente La Reina se puede viajar a Artajona (a sólo 8 kilómetros) que se extiende a los pies de un cerro amurallado y brinda una de las imágenes más pintorecas de Navarra. También habría que visitar el Santuario de Nuestra Señora de Jerualén a las afueras de Puente La Reina y los Dólmenes de Artajona.

Foto vía Casa Turismo Rural

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *