Arganda del Rey, una sorpresa madrileña

Arganda del Rey es una ciudad ubicada en la comarca de Alcalá, a tan sólo 22 kilómetros de Madrid. El nombre de Arganda puede venir de argenta por la minas de palta que existió en la comarca. Tiene pasado romano y árabe. Recibió el apelativo “del Rey” cuando el rey Felipe II la incorporó a la Corona como villa.

La iglesia parroquial de San Juan Bautista fue erigida entre 1696 y 1714 sobre la antigua iglesia renacentista del siglo XVI. Se trata de  un edificio que mezcla varios estilos (gótico, barroco y renacentista), de planta rectangular y de tres naves. Cuenta con un retablo del mismo estilo que el altar mayor, traído del monasterio de las Clarisas de Calatalayud, y notables  yeserías en las sacristías.

Otros edificios religiosos son la ermita de Valtierra del siglo XIII y de la cual sólo se conservan  la fachada norte, el muro sur y parte del muro oeste; la ermita de Vilches, de estilo barroco; y la ermita de Nuestra Señora de la Soledad del siglo XVII y en cuyo interior alberga a la Virgen de la Soledad, patrona de Arganda del Rey.

Por otro lado, la Plaza Mayor es de balconaje corrido con chiquero para las corridas de toros. Además, existen varias casas hidalgas con patios renacentistas como la Casa del Rey. También sobresalen la Fuente Nueva de estilo neoclásico; la Casa de Vilches; la Casa del Obispo Sancho Granado; la Torre de Telegrafía Optica; el Museo del Tren; y el puente de Arganda.

Finalmente, Arganda del Rey es famosa  por su fauna y flora que se puede contemplar en la Dehesa del Carrascal, la Laguna de las Madres y las Lagunas de la Esperilla. Además, Arganda cuenta con una sabrosa  gastronomía en la que sobresalen sus vinos con la denominación de origen Tierra de Madrid, su aceite de oliva virgen-extra, sus migas, sus gachas y su sopa de ajos.

Foto vía Cosas de Madrid

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *