Entre el mar y la montaña por Mallorca

Os planteo un interesante ruta entre Sóller y Sant Elm en la isla de Mallorca entre el mar y la montaña. Así conoceremos varias localidades costeras e interiores mallorquinas a lo largo de poco más de 60 kilómetros.

Esta ruta atraviesa las estribaciones meridionales de la sierra de Tramuntana y nos acerca as bellas poblaciones de montaña con impresionantes vistas al mar Mediterráneo.

Partimos de la tranquila y bella localidad de Sóller a través de un magnífico paisaje montañoso en el que se combinan encinares, jaras y palmeras enanas. Luego, merece la pena desviarse para pasear por los notables  jardines de Alfabia, una antigua alquería islámica.

Próximo se encuentr Bunyola, repleto de rincones cautivadores para el visitante. A una distancia de unos tres kilómetros tomaremos la desviación hcia la pequeña villa de S’Egleieta, con su bella iglesia de Santa María del Olivar, construida a lo largo del siglo XIII.

La siguiente parada es en Esporles, escondido caserío rodeado de una densa vegetación donde podemos degustar un excente pollo relleno y las típicas cocas. Hay que tomar fuerzas para seguir con el resto de la ruta.

A la salida de la población se encuentra ubicado el interesante monasterio cisterciense de Sa Granja. Continuamos nuestro recorrido por tierras mallorquinas atravesando pequeños pueblos de montaña con casas de piedra y calles empinadas como el pintoresco Puigpunyent, en los que podemos admirar las señoriales “possesions” mallorquinas, es decir, grandes mansiones rurales de aire italianizante.

Luego, una vez en Es Capdellà nos dirigmos hasta Andratx, hasta alcanzar Sant Elm, la localidad más occidental de la isla de Mallorca, desde donde se obtiene una impresionante panorámica de Sa Dragoner y del islote de Es Pantaleu. Por últmo, Sant Elm destaca por ser un recomendable punto de partida par ir de excursión a la finca de La Trapa.

Foto vía  Serra de Tramuntana

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *