Monforte de Lemos, la capital de la Ribeira Sacra

Monforte de Lemos es la capital de la Terra de Lemos y la segunda ciudad más poblada de la provincia de Lugo (Galicia). Se halla situada en un valle, entre los ríos Miño y Sil, siendo el río Cabe  el que pasa por la ciudad. Sus importantes monumentos, sus museos, su historia, su artesanía, su gastronomía y su vida urbana merecen una visita si uno viaja al sur de Lugo.

Podemos iniciar la visita en el Campo da Compañía, dominado por la majestuosa fachada herreriana del colegio de Nuestra Señora la Antigua, llamado del Cardenal en honor a su fundador don Rodrigo de Castro, arzobispo de Sevilla. Las obras se prolongaron entre 1590 y 1619. Hoy en día, está ocupado por los escolapios. En la iglesia, sobresalen la cúpula, el retablo mayor, la sacristía y el sepulcro del Cardenal. Además, hay que destacar el bello jardín que precede al edificio.

En la plaza de Carud, se alza la ermita de San Lázaro, en su día anexa a una malatería; aún muestra los agujeros por los que los leprosos ponían sus manos. En la salida hacia Lugo, junto al Cabe, se encuentra el área recreativa de Ribasaltas.

Frente al puente viejo del Cabe está el convento de las Clarisas, fundado en 1622. Su Museo de Arte Sacro es uno de los mejores en su género de España. Además de las joyas traídas o regaladas por el Papa Urbano VIII, como la arqueta-joyero de cristal, guarda una notable colección de relicarios y piezas sobresalientes como el Cristo yacente y dos Inmaculadas de Gregorio Fernández.

Camino de la fortaleza queda el convento dominico de San Jacinto,  cuyo templlo acoge hoy en día la parroquial de Santa María da Régoa. Las calles próximas al castillo conservan su sabor medieval. La judería ocupaba la rúa Abelardo Baanante, que baja al río desde la Régoa.

En lo alto del Monte Forte, al que todavía se puede acceder por las puertas Nova y de la Alcazaba, se alzan la gran torre del homenaje y otros restos del castillo medieval de los siglos XIII al XV. Desde la terraza almenada todo el Val de Lemos queda a nuestros pies.

Por último, la visita a Monforte de Lemos se debe completar con los siguientes lugares: el monasterio de San Vicente del Pino; el sepulcro del abad Diego García; el palacio de los Condes; la sede de Fundación Caixa Galicia; el antiguo consistorio;  y el pazo de Muíños de Antero.

Foto vía Blogs R

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *