Hervás, una joya cacereña

Hervás es una pintoresca villa situada al norte de la provincia de Cáceres (Extremadura) . El municipio se halla en la falda de la Sierra de Béjar, en el Valle del Ambroz. Se encuentra a 123 kilómetros de Cáceres y 90 de Salamanca. Enclavada en un abrupto paisaje, posee uno de los barrios judíos mejor conservados de España.

Por su rico patrimonio, resultado del armónico equilibrio entre la arquitectura popular y las obras monumentales, Hervás fue declarada conjunto histórico-artístico en 1869.

En la pendiente hacia el río Ambroz se dispone la judería, un laberinto de estrechas calles de trazado irregular, a veces sin salida, flanqueadas por casas de dos a tres plantas con muros de piedra, tapial y adobe, y protegidas del viento y de la lluvia por entramados de madera de castaños y tejas. Además, balcones saledizos y aleros volados contribuyen a la creación de ambientes de especial encanto.

En la parte alta del núcleo urbano, donde en tiempos existió una fortaleza templaria, se alza la iglesia de Santa María de la Asunción de Aguas Vivas, edificio renacentistas de los siglos XVI y XVII.  Por otro lado, al antiguo convento de los Trinitarios pertenece la iglesia de San Juan Bautista (1664), de colorida fachada posherreriana y rica decoración de yeserías en el interior.

En otras dependencias monacales franciscanas del siglo XVII está instalado el Palacio Municipal, con un reducido pero armonioso patio central. El escultor Pérez Comendador (1900-1981), hijo de la villa, tiene un museo dedicado a exponer su obra en el antiguo Palacio de los Dávila (siglo XVIII).

Por último, cerca de Hervás hay que visitar varios pueblos interesantes. A tres kilómetros se halla Baños de Montemayor con su afamado balneario de aguas sulfurosas que conserva restos de las termas romanas. Cerca se encuentra Aldeanueva del Camino  con las iglesias de Santa María del Olmo y San Servando.

Foto vía Pueblos de España

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *