La Cueva de las Calaveras, una sorpresa alicantina

La Cueva de las Calaveras se ubica en el término municipal de Benidoleig, en la comarca de la Marina alta, en la provincia de Alicante (Comunidad Valenciana). Se accede a ella desde la carretera A-7 Benidoleig-Pedreguer, en el kilómetro 1. Está abierta todo el año.

Se trata de una cavidad con gran valor geológico y arqueológico, debido a los importantes hallazgos en su interior. La entrada de la cueva está localizada a una altura de 70 metros sober el nivel del mar y ésta presenta una desarrollo de 400 metros de longitud, pudiendo superar los 50 metros de altura en algunos puntos.

La cavidad se encuentra excavada en las calizas del Cretácico inferior (aproximadamente 135 millones de años) que forman parte de la estructura anticlinal constituida por los Montes de Seguili y la Solana de la Llosa.

Esta cueva alicantina es conocida desde la Antigüedad. A.J. Cavanilles fue el primero que relata el hallazgo de restos arqueológicos al realizar perforaciones en busca de agua en busca de agua en 1768. Más tarde, en 1913, H. Breuil destacó el interés científico de esta cavidad.

Además, de los restos paleolíticos y eneolíticos, se han encontrado también importantes restos paleontológicos de hienas, caballos, osos, toros, hipopótamos y rinocerontes, depositados en el museo de Alcoy.

La cueva presenta una recorrido de más de 300 metros  durante el cual se puede apreciar estalactitas, estalagmitas y grandes cúpulas de más de 50 metros de altura. El tramo final del recorrido conduce a un hermoso lago llamado Toll Blau, que en tiempos árabes se intentó utilizar como fuente para riegos. Los alrededores de la cueva cuentan con un aparcamiento y restaurantes.

Esta cueva se sitúa en Benidoleig, localidad en la que sobresle la Casa Señorial del Barón de Finestrat y la iglesia parroquial de la Sangre de Cristo. Está enclavada en la Sierra de Seguili, lugar propicio para la práctica del senderismo, pudiendo ascender hasta la loma de la Sierra desde donde se divisa el mar y unas espectaculares visitas del monte Montgó y la ciudad de Denia; así como los valles de la  Marina Alta y la Sierra de Segaria.

Foto vía Viajeros sin limite

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *