Zamora,un paraíso castellano

Zamora  está al noroeste de la Península Ibérica, en la Comunidad de Castilla-León, cerca de la frontera con Portugal y camino de Galicia. Zamora es un regalo del río Duero que baña sus tierras. Zamora cautivará y sorprenderá, no merece quedar al margen de las rutas turísticas.

En Zamora, uno puede disfrutar con su paisaje, sus monumentos, sus lugareños, su gastronomía y su esencia castellana. Fue fundada por los romanos con el nombre de Ocelo Durri, “el ojo del Duero”. Zamora vivió su edad de oro durante el siglo XII. No en vano, su patrimonio románico es considerable.

El casco antiguo de la ciudad de Zamora fue declarado Conjunto Histórico-Artístico. Conserva su estructura medieval urbana y está todavía parcialmente rodeado de murallas.

Zamora está dominada por el castillo, de cuya primitiva construcción en el siglo XI sólo quedan los cimientos. El resto de sus elementos son del siglo XV e incluso del XVIII. Todavía conserva el profundo foso, el patio de armas y la torre de homenaje.

La Catedral de San Salvador destaca como templo románico del siglo XII. Dentro de ella, sobresalen su fachada neoclásica, su torre de 45 metros y su sobrio claustro con el interesante Museo Catedralico.

Además, Zamora cuenta con otros monumentos románicos como la Iglesia de la Magdalena, la iglesia de Santa María la Nueva, la iglesia de San Cipriano, la Iglesia de Santiago del Burgo y la Iglesia de San Idelfonso. Todo un recorrido por el románico del Duero.

Asimismo, Zamora presenta varios monumentos civiles notables como el palacio de los condes de Alba de Aliste, un edificio renancentista que hoy en día es parador nacional; el palacio de Puñoenrostro o del Cordón que actualmente alberga el Museo Arqueológico y de Bellas Artes; el Museo Etnográfico de Castilla-León; el Museo de la Semana Santa; y el Museo de Baltasar Lobos, un escultor local de fama mundial.

Por último, la ciudad de Zamora tiene una amplia y sobresaliente oferta gastronómica y de ocio. Existen dos zonas de bares de tapas, restaurantes y ambiente nocturno: la plaza Mayor y la calle de los Herreros. Finalmente, en Zamora debemos comprar cazuela de Pereruela, botijos de Moveros de Aliste, bordados de Carbajales de Alba y mantas zamoranas.

Foto vía Living Spain

1 ComentarioDejar un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *