Arévalo, el románico-mudéjar castellano

Arévalo está situado a 50 kilómetros de Avila y a 126 de Madrid. Se sitúa en la confluencia de los ríos Adaja y Arevalillo. Su destacado conjunto histórico y la reputación de su gastronomía lo han convertido en una cita obligada para abulenses, salmantinos, pucelanos, segovianos y madrileños.

Arévalo, capital de la comarca de La Moraña,  es un pueblo grande, con un estilo típico del románico-mudéjar español,  con su castillo, sus tres plazas, sus iglesias, sus palacios de fuste y, además, su cochinillo asado, sus garbanzos blancos y tiernos, sus asados de cordero y cabrito, sus torrijas, sus rozneques (tirabuzones de masa frita duces y anisados)  y  su pan conocido como la torta del vedor.

Si llegamos a primera hora de la mañana a Arévalo no hay nada mejor que pasear por sus calles. Podemos disfrutar con los soportales, las casas señoriales y las tres plazas porticadas: la de la Villa, con sus monumentales pórticos; la del Arrabal, con sus iglesias y su monumento al cochinillo; y la Real, con un palacio hoy convertido en convento.

Luego, visitaremos las Iglesias de San Martín, San Miguel, San Juan, Santo Domingo de Silos y en las afueras del pueblo la Iglesia de la Lugareja. Llega la hora de comer y nada mejor que degustar el famoso cochinillo asado de Arévalo que se disputa el tíulo de mejor cochinillo de España con las localidads de Peñaranda de Bracamomente (Salamanca) y Segovia.

Tras reponer fuerzas, nos dirigimos al Castillo de Arévalo  que tiene su origen en el siglo XIV y se halla en un altonazo, en la confluencia de los ríos Adaja y Arevalillo. El castillo sobresale por su espléndida torre de homenaje de corte morisco cuya redondeada silueta es la imagen más popular de Arévalo. Sirvió de residencia a personajes como Isabel la Católica (pasó varios años de su juventud en Arévalo), Felipe II y Beatriz de Portugal.

Por último, concluiremos nuestra jornada visitando los conventos: San Francisco, Santa María la Real, San Nicolás y Santa Isabel de la Encarnación. Y, finalmente, podremos adquirir varios objetos de la zona teniendo en cuenta que Arévalo es la sede de la Feria de Anticuarios de Castilla-León.

Foto vía Wolpy

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *