Talavera de la Reina, la ciudad de la cerámica

De Talavera de la Reina, en la provincia de Toledo, apenas conocía realmente sus célebres cerámicas, y porque había comprado años ha algunas cosillas en Toledo. Pero, realmente, poco más. Hasta que un día decidimos pasar por allí a ver qué se contaban sus calles, plazas y monumentos. Y con esto que nos encontramos…

Principalmente con una Talavera de la Reina que aún intenta conservar parte de su poderoso pasado. Dentro de su centro histórico aún podemos ver ciertas reminiscencias de su legado, en forma de arcos, restos de murallas, casas nobiliarias, principalmente del siglo XVIII, y algunas iglesias de interés.

Precisamente de esas iglesias la más interesante e importante de Talavera es la Colegiata de Santa María la Mayor, construida entre los siglos XII y XV, aunque la fachada barroca, como veréis, es de época posterior. De ella os destacaría ciertos detalles, como el rosetón, la torre y el claustro. Ya creo que os he dicho en otra ocasión que soy un enamorado de los claustros, ¿no?.

A partir de aquí, y con la Plaza del Pan como rincón más típico y tradicional, podemos iniciar un recorrido por las callejuelas medievales de Talavera. A nuestro paso nos irán saliendo el Palacio Arzobispal, el Convento de San Jerónimo, de finales del siglo XIV, y en especial, como no podía faltar por aquí, el Museo de Cerámica Ruiz de Luna.

Antes os decíamos que hay muchas pequeñas iglesias en la ciudad. Y bien que es cierto, sobresaliendo de todas ellas especialmente la Basílica de la Virgen del Prado, que alberga a la patrona de Talavera. Más talaverana no puede ser esta iglesia, con los azulejos decorando su fachada y el interior. Curiosamente al lado de esta iglesia se halla la Plaza de Toros de Talavera, donde murió uno de los grandes del toreo nacional, Joselito.

Hay muchos otros lugares en Talavera de la Reina que no habría que perderse, como una serie de conventos, los de las Madres Bernardas, el de San Benito o el de San Jerónimo, así como atravesar su antiguo puente romano y descansar en los Jardines del Prado.

Talavera de la Reina es una ciudad interesante, no demasiado llamativa tal vez para algunos, pero que bien nos podría servir para una pequeña escapada. Conocer lugares nuevos nos ayuda a sentir más nuestras raíces, nuestros orígenes.

Foto Vía Descuentos en Red

1 ComentarioDejar un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *