Baeza, tesoro del Renacimiento en Jaén

El legado renacentista de Baeza, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es sencillamente deslumbrante. Merece la pena perdernos hoy por esta Beatia romana, reconquistada por los cristianos allá por 1277. De todas maneras, a pesar de romanos y musulmanes, que también dejaron su impronta y su patrimonio en Baeza, nada mejor como el siglo XVI para deslumbrarnos con esta ciudad.

Si estamos alojados en alguno de los hoteles en Baeza y tomamos un pequeño mapa de la ciudad encontramos algunos puntos que son imprescindibles de recorrer. La parte más turística y concurrida del centro histórico de Baeza es la inconfundible Plaza del Pópulo, posiblemente de las más bonitas y monumentales de España.

Situaros en el centro de esta plaza, concretamente en la Fuente de los Leones. Desde ella veréis la Antigua Carnicería, del siglo XVI, la Casa del Pópulo o del Pueblo, que hoy alberga la oficina de turismo, y el Arco de Villalar, también del XVI.

Ya veis que el siglo XVI salta a la vista en Baeza. De allí nos tenemos que situar en la Plaza de Santa María, otra de esas plazas monumentales que no hay que perderse. En ella se sitúa la Catedral de Baeza, construida sobre la antigua mezquita, así como el Palacio de los Cabrera y el antiguo Seminario de San Felipe Neri, que hoy alberga la Universidad de Antonio Machado. De noche esta plaza, totalmente iluminada, es un sueño de piedra maravilloso.

Vamos a otra de las magníficas plazas de esta ciudad, concretamente la Plaza de Santa Cruz. Allí veremos el Palacio de Jabalquinto, de finales del siglo XV, una de las construcciones góticas isabelinas más hermosas de España. En la misma plaza tenemos la antigua Universidad y la Iglesia de Santa Cruz, una de las iglesias más antiguas de Baeza.

Si seguimos recorriendo la ciudad encontraremos mucho más edificios pintorescos. No hay que olvidarse del Ayuntamiento, de estilo plateresco, la Iglesia de Santa María del Alcázar, que alberga la Virgen del Alcázar, patrona de Baeza, el Palacio de los Mejorada y el Convento de la Encarnación, del siglo XVI, lugar en el que terminó de escribir San Juan de la Cruz su Cántico Espiritual.

Situada a unos cincuenta kilómetros al norte de Jaén, y muy cerquita de Úbeda, otra de esas ciudades que merecerían la pena conocer, Baeza es un encuentro con el mayor tesoro renacentista español. Perderos en el entramado de sus callejuelas y disfrutar con sus plazas monumentales, sus palacios, iglesias, conventos y otros edificios.

Foto Vía Fotopedia

 

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *