Se concede el título de Fiesta de Interés Turístico Internacional al Cascamorras de Guadix y Baza

fiesta-del-cascamorras

El Boletín Oficial del Estado  ha publicado la resolución por la cual se otorga el título de Fiesta de Interés Turístico Internacional al Cascamorras de Guadix y Baza (Granada, Andalucía).

De eset modo, se reconoce que esta celebración cuenta con los requisitos que regulan este tipo de declaraciones.  La declaración oficial se produce poco después de que se presentara la solicitud para la obtención de la declaración, que en primer momento fue desestimada, el pasado 10 de julio, por un problema en la presentación de los documentos, que  fue subsanado.

Por lo tanto, el próximo mes de  septiembre, el Cascamorras se celebrará por primera vez como Fiesta de Interés Turístico Internacional, después  más de cinco siglos de existencia

Es una fiesta tradicional originaria de la Edad Media y que se ha ido transmitiendo oralmente de generación en generació.  Según cuenta la tradición, un obrero morisco, Juan Pedernal, vecino de Guadix que trabajaba en Baza, se  encontró de forma sorprendente la talla de la Virgen de la Piedad.

Juan Pedernal trató de llevarse la imagen, si embargo no pudo y después de  varios litigios se decidió que la imagen podría salir de Baza si lograba  llegar hasta ella sin mancha alguna.

Así, cada vez que una delegación de accitanos, encabezados por el sucesor de Juan Pedernal, ha tratado de  acceder hasta la iglesia de la Merced con la idea  de llevarse la Virgen es recibida con pinturas que lo manchan para evitar que pueda lograr su objetivo.

Cada 6 de septiembre, el Cascamorras es el personaje enviado por los accitanos para tratar de conseguir  la imagen, objetivo que impedirán  los vecinos de Baza. El fracaso en la empresa provocará  que el 9 de septiembre de cada año el Cascamorras regrese a Guadix con las manos vacías y que los accitanos le reciban con cierto desagrado por haber fallado en su cometido.

En la fiesta todos los participantes tratan manchar al Cascamorras con grasa y aceite, con lo cual siempre acaba completamente embadurnado. El accitano que encarna al Cascamorras es el responsable de marcar el ritmo de la carrera  y en su mano está el ganarse el respeto y el cariño de  los participantes. Toda una fiesta digna de verse próximamente en la provincia de Granada.

Foto vía Siente Granada

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *