Viana, un bonito pueblo navarro

Viana es un precioso pueblo monumental, histórico y fronterizo situado en la zona más sureste de Tierra Estella (Navarra). Se trata de la última localidad del Camino de Santiago francés en tierras navarras, fundada en 1219 por Sancho VII el Fuerte con fines defensivos. En el siglo XV, Carlos II creó el Principado de Viana, título honorífico que se confirió al heredero del trono de Navarra y que hoy ostenta don Felipe de Borbón.

El urbanismo cuadrangular de su casco urbano y los restos de la muralla revelan esa condición de ciudad fortificada. La plaza de los Fueros es el bullicioso epicentro de la localidad, en cuyo frente se abre la catedralicia parroquia de Santa María.

La iglesia de Santa María de la Asunción es un monumental templo de proporciones catedralicias levantado entre 1250 y 1329 en estilo gótico. En el siglo XVI se construyó la torre herreriana y la gigantesca portada, ejemplo único del renacimiento español, donde se combinan la arquitectura y la escultura a modo de retablo exterior, ilustrando la Redención y otras escenas de carácter profano. A los pies se sitúa la tumba de César Borgia. Además, destacan la girola barroca, la sala capitular, la capilla de San Juan, el órgano y retablo mayor barroco.

Frente a la iglesia se sitúa la Casa Consistorial, construida en el siglo XVII por el francés Juan de Raón con siete arcos y dos torres de ladrillo. Remata el conjunto un impresionante escudo imperial de estilo barroco. Del mismo estilo es el balcón de toros en la plaza del Coso, erigido como palco de honor para presenciar los espectáculos taurinos.

Otro importantísimo edificio religioso es la iglesia de San Pedro, levantada en el siglo XIII en estilo  cisterciense y hoy casi derruida. Mantiene la bella portada barroa y una de sus naves. Desde estas ruinas se observa una bella panorámica de los restos de las murallas.

En esta zona de intramuros queda pasear por las peatonales e históricas rúas para admirar la innumerable cantidad de palacios y casas nobles blasonadas levantadas entre los siglos XVI y XVIII.

Por último, en los alrededores de Viana se puede visitar la laguna de las Cañas, el observatorio de aves El Bordón y el hipogeo de Longar.

Foto vía Campus Stellae

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *