Una ruta por el Madrid medieval

Poco queda del Madrid árabe y del cristiano medieval. Se ha analizado el recorrido de la primitiva muralla árabe, de la que se pueden ver algunos restos en la Cuesta de la Vega: parte del lienzo y de cuatro torreones muy destruidos y un fragmento que se puede contemplar  en los bajos de la casa en el número 12 de la calle de Bailén.

Del Madrid de la época cristiana que ocupaba la antigua almudaina árabe, se conoce que en el solar del número 88 de la calle Mayor esquina a Bailén se encontraba la iglesia de Santa María, edificada sobre la mezquita primitiva, y de ambas cosas hace referencia una placa recordatoria.

Al otro lado de la calle de Segovia se levantaba la iglesia de San Andrés, cuyo templo actual ocupa el solar del antiguo donde permaneció enterrado San Isidro. Para comunicar ambos templos, salvando el barranco del antiguo arroyo, y actual calle, se levantó un pequeño puente que sería el antecedente primero del moderno Viaducto.

En este lugar  se hallaba la morería y en la actualidad sus callejuelas conservan casi totalmente  el antiguo trazado. El centro de la morería estaba en la actual plaza del Alamillo.

En lo que hoy en día  es el puente de Segovia, hubo otro más modesto que salvaba el río Manzanares, que entonces se llamaba Guadarrama. Al lado de la Puerta Cerrada, se encontraba la iglesia de San Pedro, a la que sustituyó la actual San Pedro el Viejo, en la calle del Nuncio.

Puerta Cerrada recibe su nombre de la puerta medieval que se ordenó cerrar por el Concejo ante el alto número de delincuentres que había en sus cercanías; una cruz indica hoyen día  el lugar mismo de la puerta. En la próxima plaza de Ramales, otra cruz señala el sitio donde estuvo la iglesia de San Juan, derribada en el siglo XIX.

Cerca se halla la iglesia de Santiago, en el lugar donde se levantaba el templo medieval, y en la calle de San Nicolás, la iglesia del mismo nombre tiene una torre de estilo mudéjar toledano, uno de los pocos monumentos medievales que conserva la capital de España.

Finalmente, en la calle Mayor 70 se observa un lápida que recuerda el lugar donde estuvo la iglesia de San Salvador, en cuyo claustro tuvo su sede el Concejo de Madrid en la Edad Media.

Foto vía El Pulso

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *