Enoturismo en La Rioja

En La Rioja, el vino es un icono fundamental. Se suele decir que en esta región española donde no hay vides, hay bolletas; incluso se ha dicho que el vino es la verdadera sangre que da vida a La Rioja.

El vino es una manifestación de alta cultura, es casi una religión, en esta tierra con nombre de vino, y, como toda religión tienes sus catedrales, las bodegas. Una ruta por las mismas permite, además de catar y adquirir los ricos caldos riojanos, recorrer edificios de notable interés arquitectónico.

Cuatros museos del vino:

1º. Bodega-Museo Ontañón (Avenida de Aragón, 3, Logroño):

Hay que visitar su zona de maduración y desgustación, además de los cursos de cata con maridaje gastronómico.

2º. Museo de la Cultura del Vino Dinastía Vivanco (Ctra. Nacional N-232, Km. 422, Briones):

Se expone parte de la colección reunida por la familia vinatera vivancos. Asimismo, cuenta con una extensa biblioteca sobre el vino, una sala de degustación, una sala de conferencias, dos restaurantes y una enotienda.

3º. Centro de interpretación del vino (Estación Enológica de Haro, Calle Bretón de los Herreros, 4):

Se trata de un recorrido por el mundo de la viña mediante grandes paneles explicativos, montajes audiovisuales y soportes informáticos interactivos.

4º. Centro Sensorial del Vino (Calle Víctor Cardenal, 63, San Asensio):

El municipio de San Asensio, famoso por sus rosados y claretes, ha abierto este centro que aborda el mundo del vino en su diversidad cromática.

Cuatro bodegas de vanguardia:

1º. La Ciudad del Vino (Calle Torrea, 1, Elciego):

Reúne la antigua bodega del Marqués de Riscal y un edificio futurista. Además, hay un hotel, una spa de vinoterapia, un centro de convenciones y un restaurante.

2º. Bodegas Juan Alcorta (Camino de Lapuebla, 50, Logroño):

Es la mayor bodega de crianza de Europa y conjuga magistralmente la tradición con la vanguardia.

3º. Bodegas López Heredia (Avenida de Vizcaya, 3, Haro):

Estas bodegas cuentan en su entrada con un ligero edifico desmontable en forma de frasca. Es el primer elemento de un futuro Museo del vino digno de la bonda de los caldos López Heredia.

4º. Bodegas Darien (Ctra. N-232, Km. 7, Logroño):

Cuenta con un servicio de visitas guiadas, una enoteca y una sala de catas. Además, se puden desgustar varias especialidades gastronómicas riojanas en su restaurante.

Foto vía Hic et Nunc

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *