Biar, una maravilla alicantina

Biar es un precioso pueblo situado en el interior de la provincia de Alicante, en la comarca del Alto Vinalopó (Comunidad Valenciana). Se encuentra a 62 kilómetros de Alicante y a 131 kiómetros de Valencia. Se trata de un pequeño pueblo que conserva el encanto dejado por los árabes en sus empinadas calles que suben al castillo. A su amparo se configuró una trama urbana que no ha dejado huir la tranquilidad de un pueblo serrano inundado de frondosos pinares.

Baiar  conserva un notable conjunto histórico, formado por su castillo, la iglesia de la Asunción, varias ermitas y otros edificios, así como el conjunto de su casco medieval.Además, cuenta, con un amplio patrimonio natural y paisajístico.

El casco antiguo, con sus escarpadas calles, conserva su genuino trazado árabe, del que participa prácticamente toda la localidad. En el centro urbano, la iglesia de la Asunción (siglo XV) encierra en su interior la capilla de la Comunión, de estilo barroco; mientras su torre campanario se alza por encima de los tejados, expandiendo el sonido de sus ocho campanas por el valle.

Por la calle Luis Calpena veremos el arco de la Puerta Real de Xátiva (siglo XIII), y en su parte superior la ermita de San Roque (siglo XIII). Al cruzar por el interior del arco, una indicación señala hacia el castillo árabe del siglo XII. Alzado sobre un peñasco a más de 750 metros de altura, cuenta con un doble recinto amurallado y una torre del homenaje.

A la bajada y en la misma plaza de la Constitución queda visitar el Museo Etnográfico Municipal. Consta de 9 salas en las que se exponen objetos relacionados con la historia, los oficios y las costumbres de Biar.

De regreso a la iglesia, la calle Mayor nos llevará directamente hasta los jardines, donde el centenario plátano hace de su sombra uno de los lugares más concurridos del verano.

De aquí parte el camino de la Virgen, que pasa junto al pozo de la Nieve (siglo XVIII), antes de concluir en el santuario de la Virgen de Gracia (siglo XVIII). Enclavado en plena naturaleza, es digno de admirar la fachada neoclásica y el camarín donde se ubica la patrona de Biar.

Foto vía Apiarium

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *