Oña, la sobriedad burgalesa

En el límite con La  Bureba se localiza el pueblo de Oña ( a 65 kilómetros al norte de Burgos) que pertenece a la comarca de Las Merindades. Cuenta con alrededor de un millar de habitantes y está asentado en un valle de insólita belleza, por lo que se consolida como uno de los principales enclaves turísticos de la provincia burgalesa.

Históricamente, Oña fue un próspero enclave que llegó a contar con significativa aljama (con diferentes ojivas en la calle Barroso). Hoy es ua pequeña y tranquila localidad que únicamente se ve alterada, especialmente los fines de semana, por los grupos de turistas que, cada vez en mayor número, acuden para visitarla y admirar su casco histórico.

Lo primero que sorprende al visitante es el aspecto medieval de este precioso pueblo que, desde abajo, asciende escarpado hasta alcanzar su impresionante Plaza Principal dominada por la abadía del Salvador que refleja  el esplendor que en determinado perído tuvo esta población. Conserva resto de lo que fue su muralla allá por los siglos XIV y XV. Tenía varias puertas de acceso; actualmente sólo queda en pie  la puerta de la Estrella.

La Abadía de San Salvador se visita con guía que se concerta en la Oficina de Turismo. La entrada da derecho a visitar la iglesia, el museo y el claustro. Se accede a través de una escalinata desde la que se observa la belleza de su portada con esculturas del siglo XV. Sus obras se inciaron en 1012 y finalizaron en 1174, si bien en los siglos XIV, XVII y XVIII hubo sucesivas ampliaciones.

La iglesia de la abadía es un templo grandioso pues mide 90 metros de largo por 20 metros de ancho. Destacan sus féretros en madera tallada de estilo gótico-flamígero de ochos condes y reyes castellanos. Además, sobresale el elegante claustro gótico-renacentista y la sala capitular en la que conviven los estilos románico, gótico y plateresco. Por último, el museo se aloja en la sacristía  y expone una muestra tan interesante como bella.

Otro monumento religioso destacado es la iglesia de San Juan en la Plaza Mayor.  Su aspecto es tan modesto como encantador. Portada del siglo XIII y  torre adosada que acoge los fondos de un museo etnográfico municipal.

Por últitmo, a 12 kilómetros en dirección a Traspaderne se abre el Desfiladero de la Horadada con bosques de encinas, pinos, etc. Por la zona se puede practicar el senderismo.

Foto vía Pueblos de España

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *