Almadén, conocido desde siempre por sus minas

Almadén es un pueblo perteneciente a la provincia de Ciudad Real (Castilla-La Mancha). Se encuentra a 98 kilómetros de Ciudad Real, 120 kilómetros de Córdoba y 306 kilómetros de Madrid. Su nombre es de procedencia árabe y significa “la mina”.

Posee unas notables minas de cinabrio, mineral del que se extrae mercurio. Las reservas de este mineral son las más grandes del planeta  y  ya se explotaban  en la época de la antigua Roma. Desde el año 2002, las minas están clausuradas  a  causa de la caída del precio del mercurio en el mercado mundial, debido a la reducción de uso por su elevada toxicidad.

Las minas se sitúan al oeste de la población y pueden visitarse desde el año 2006. En el exterior se ven los hornos de destilación del mercurio, así como los depósitos de este material. Se puede  disfrutar de la experiencia de bajar a 50 metros y comprobar como era la mina con el paso de los años y como resultó explotada con las tecnologías de cada período.

Una vez en el centro de la población hay que vistar otras construcciones del siglo XVIII de reminiscencias mineras como la antigua Escuela de Peritos de de Minas. Junto a ella se alzan los restos del Castillo de Retamar, del que sólo queda una torre del siglo XII. Además, ofrece una excelentes panorámicas tanto de la ciudad como del entorno. Por otro lado, la calle Mayor es el punto de encuentro para comerciantes y lugareños.

En la parte baja de la localidad, en la plaza de Manuel Meca, se halla el Museo Histórico Minero Francisco Pablo Holgado. Además de suponer un recorrido por la historia de la minería, cuenta con una colección de más de un millar de minerales, procedentes de todo el mundo. Muy cerca queda el Real Hospital de Mineros de San Rafael.

Por otro lado, hay que fijarse en la plaza de toros, un símbolo de Almadén y declarada monumento nacional. Data del año 1755. La singularidad de este coso taurino reside en su perímetro hexagonal, único en el mundo.

Por último, la visita a Almadén se puede completar con el Monumento al Minero, la ermita de San Juan, la iglesia de San Sebastián, la parroquia de Jeús Nazareno y la iglesia de Nuestra Señora de las Estrellas.

Foto vía Viajar despacio

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *