Castro Urdiales, una joya turística de Cantabria

Castro Urdiales es una bella ciudad costera situada en el extremo oriental de Cantabria. Se encuentra a 75 kilómetros de Santander y a 35 kilómetros de Bilbao. Conserva un espectacular conjunto histórico-artístico. El turismo y la pesca son los motores de su desarrollo.

En cuanto a su gastronomía, sobresalen los pescados y los mariscos frescos. En la lonja son frecuentes la anchoa, la merluza, la sardina, el congrio, la faneca y el chicharro, sin olvidar los muergos o navajaas y los abrecantos o bovagantes. Además, llama la atención la celebración de la Semana Grande la cual comienza el 23 de junio e incluye una programación festivo-cultural muy variada, pero también destacada por su peculiaridad.

Sobre el promontorio rocoso que domina el puerto se encuentra lo más destacado del conjunto histórico-artístico de la villa. La iglesia de Santa María está considerada como una de las más importantes iglesias góticas del norte de España. En una de las capillas de la girola se encuentra el retablo del Cristo de la Agonía, lienzo a atribuido a Francisco de Zurbarán. En esta capilla apareció emparedada, en 1955, la imagen de Santa María con el Niño, escultura gótica del siglo XIII, en piedra policromada.

El Museo Parroquial conserva interesantes esculturas, incluida la Virgen Niña, patrona de la localidad, y piezas de platería. Frente a la fachada sur del templo se ven los restos de la iglesia de San Pedro, el edifico más antiguo de la villa (siglo XII). El castillo (siglo XIII) es otro de los elementos claves del conjunto monumental. Ocupa el antiguo castro que dio origen y nombre a la población. esde la entrada del castillo se accede a la ermita de Santa Ana, con hermosas vistas de la bahía, y al recogido puerto, donde se encuentra el Ayuntamiento, edificio de siglo XVIII.

Cerca discurren las rúas Mayor y Ardigales, de las que partía la calzada romana. Aún mantienen su carácter medieval. Se conservan también algunos lienzos de la vieja murallas y en el atrio de Santa María puede verse un miliario romano que señalizaba la ya citada calzada. Por último, hay que ver el remodelado Mercado y el conjunto Ocharán.

Foto vía Galicia Suroeste

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *