Tineo, un balcón sobre los valles asturianos

Tineo es una de las poblaciones más destacadas y bonitas del occidente de Asturias. Por su aspecto urbano es una especie de interminable balcón sobre los valles, y además es famoso por los chorizos y las madreñas.

Hoy en día, en las calles del Sol y de la Luna, podéis apreciar los restos de su arquitectura doméstica, con vistosos miradores de cristal y madera, incluso hay todavía alguna casa escudada. Además, conviene dar una vuelta por el interesante Museo Provincial.

Otro monumento que llama la atención es el palacio de los Tineo Maldonado, que acoge en la actualidad la casa de la cultura. El núcleo más antiguoo es una torre del siglo XIII; el resto de conjunto se edificó a principios del siglo XVI y todavía en el siglo XVII se realizaron algunas reformas. En la fachada conviven elementos góticos, renacentistas y barrocos.

Por otro lado, hay que acudir al Monastreio de Obonoa que se halla a nueve kilómetros de Tineo por la AS-218 en dirección a Navelgas. La primera comunidad de benedictinos se estableció aquí en torno al siglo XI. La época floreciente hay que situarla entre los siglos XIII-XIV y tuvo mucho que ver con el paso por estas tierras de la Ruta Jacobeo. La parte más antigua (la iglesia) data de finales del siglo XII y principios del XIII. A mitad del XVII, se iniciaron las obras del monasterio, de estilo barroco.

Asimism0, se debe viajar a Bárcena del Monasterio que se encuentra ubicada al noroeste de Tineo por la AS-218. Los condes Vela y Totilde fueron los fundadores en el siglo X. En la centuria siguiente, el cenobio pasó a manos de los benedictinos, que empredieron su remodelación en estilo tardorrománico.

En definitiva, el municipio de Tineo te cautivará por su belleza, su historia, su cultura y su gastronomía. Otra maravilla del Principado de Asturias, uno de los lugares más bonitos de España.

Foto vía City, Town and Village of the World

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *