Antequera, un icono andaluz

Antequera es un bella localidad situada a 46 kilómeros de Málaga. Se trata de una ciudad histórica y monumental. Su situación privilegiada, en pleno centro de la región y en el eje de las comunicaciones entre la Alta y Baja Andalucía, motivó el paso de diferentes civilizaciones por estas tierras desde la Antigüedad; todas dejaron su huella.

Antequera enamora cuando se visita por su historia, su belleza monumental, su paisaje urbano, su gente y su agradable temperatura. Un lugar ideal para visitar y disfrutar del sur de España.

El recorrido por Antequera se puede iniciar en la plaza de San Sebastián, núcleo en torno al cual se concentran la mayor parte de los monumentos que forman el caso histórico de la villa. A ella se abre la Colegiata de San Sebastián y en uno de los ángulos, el Arco del Nazareno.

El Museo Municipal es una excelente muestra de la arquitectura doméstica del siglo XVIII. Sobresale su torre-mirador, paradigma de las construcciones civiles del barroco andaluz. La pieza más valiosa del museo es el Efebo de Antequera, escultura en bronce del siglo I que representa a un joven portador de una guirnalda.

También hay que contemplar el Arco de los Gigantes erigido a finales del siglo XVI en el lugar ocupado anteriormente por una antigua puerta nazarí y que se concibió como arco de triunfo romano.

La huella árabe se puede presenciar en La Alcazaba. Este castillo musulmán ha conservado partes de muralla que en su mayoría correspoden a las reformas del siglo XV. Quedan pie las torres del Homenaje, la Blanca y la Puerta de Málaga. En la parte alta de La Alcazaba se halla el templete de Papabellotas, una construcción realizada en 1582 para alojar la campana de la ciudad.

Asimismo, en Antequera existen numerosas edificaciones católicas. La Colegiata de San Sebastián fue construida a mediados del siglo XVI. Llama la atención su portada principal formada por un arco de medio punto entre columnas, un notable ejemplo del estilo plateresco. También sobresale la Torre de San Sebastián, la más alta de la ciudad.

La Real Colegita de Santa María la Mayor es una construcción a camino  entre el gótico tardío y el Renacimiento. Se erigió entre 1514 y 1550. Es el primer templo de estilo renacentista en Andalucía. Destacan sus columnas jónicas y su artesonado mudéjar.

Por último, no hay que irse de Antequera sin visitar su plaza de toros y su museo taurino, sus variados conventos, sus casas señoriales y sus palacios.

Foto vía Sobre Málaga

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *