El Alcázar de los Reyes Cristianos, una belleza cordobesa

alcázar de los reyes católicos en córdoba

En la ciudad de Córboda (Andalucía)  existen numerosos lugares para visitar y disfrutar. Vamos a destacar uno de sus más visitados.  El Alcázar de los Reyes Cristianos  es un edificio de carácter militar mandado construir por el rey Alfonso XI de Castilla en 1328, sobre construcciones anteriores (el Alcázar andalusí, antes residencia del Gobernador Romano y la Aduana, situada en uno de los márgenes del río Guadalquivir.

Este Alcázar está declarado Bien de interés cultural desde el año 1931. Forma parte del centro histórico de Córdoba que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994. Digno de verse y disfrutarse.

Fue otero primigenio sobre la Vía Augusta a su paso por el Puente romano y también visigodos y musulmanes lo aprovecharon y reforzaron, como atestigua la gran variedad de restos arqueológicos que se han encontrado en su suelo y muros.

Tras la Reconsquista, Alfonso XI lo reedificó por completo y levantó un espléndido palacio-fortaleza gótico que se desmarcaba intencionadamente de la arquitectura militar arábiga. Fue usado por las tropas de los Reyes Católicos y aquí Colón solicitó permiso real para emprender su viaje. Más tarde, pasó a ser un siniestro calabozo de la Inquisición.

Alfonso XI quiso reflejar el arte gotico que florecía por toda la cristiandad occidental. Es un recinto cuadranlugar con potentes torres esquineras. La de León es la más arcaica del conjunto y en su interior destacan las esbeltas bóvedas de crucería que techan las plantas.

El piso superior alberga la estancia principal, cubierta por una hermosa bóveda nevada. En la torre que escolta esta estancia en el exterior eran ajusticiados públicamente en la horca los reos del Santo Oficio.

Algo de la herencia árabe se filtró en los espléndidos jardines. Sus estanques, fuentes y albercas alternan con naranjos, limoneros y cipreses creando un cuadro de proverbial elegancia cordobesa, en el que resalta el mudéjar Patio Morisco.

Por último, en el Alcázar se exhiben piezas artísticas y hallazgos arqueológicos como la extensa colección de mosaicos y un valioso sarcófago romano del siglo III, en el que figura representada, entreabierta, la puerta de Hades o inframundo.

Foto vía Reserva Hoteles Córdoba

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *