Tres nuevas reservas de la biosfera españolas se integran en la Red Mundial de Reservas de la Biosfera

la Reserva de la Biosfera de Terres de l’Ebre

El Consejo Internacional de Coordinación del Programa de la UNESCO, celebrado recientemente en París (Francia) ha aprobado la incorporación de tres nuevas reservas de la biosfera españolas a la Red Mundial de Reservas de la Biosfera.

Estos  nuevos espacios  naturalres son: la Reserva de la Biosfera de Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo, ubicada en Galicia, con 116.724 hectáreas; la Reserva de la Biosfera de Terres de l’Ebre, situada en Tarragona (Cataluña), con 367.729 hectáreas; y la Reserva de la Biosfera del Real Sitio de San Ildefonso- El Espinar, que se encuentra en Segovia (Castilla-León) , con 35.414 hectáreas.

Además, aprobado la ampliación de la Reserva de la Biosfera de Ordesa-Viñamala en Aragón, que pasa de contar con una superficie de 51.396 hectáreas  a 117.364.

Con estas  flamantes incorporaciones, España suma  45 reservas de la biosfera a lo largo de su geografía lo que le convierte en  el segundo país del mundo en número de reservas, reforzando su papel relevante  dentro de la  Red Mundia de Reservas de la Biosfera. Así, alrededor de  un 9% del territorio español está  incluido en esta Red.

Por otro lado, el Programa MaB es un notable programa científico intergubernamental, de alcance mundial, llevado a cabo en el seno de la UNESCO, orientado a fijar unas bases científicas para la armonización de las relaciones entre población que habita un determinado sitio y el medio ambiente.

Su expresión práctica son las reservas de la biosfera, que en conjunto significan la Red Mundial de Reservas de la Biosfera, donde se llevan a cabo modelos de desarrollo sostenible y se ponen en liza programas de conservación de la biodiversidad adaptados a las condiciones particulares de un territorio y de su gente.

De este modo, las reservas de la biosfera suponen una de las mejores actuaciones  para materializar el concepto del desarrollo sostenible, asícomo de ser motores de la economía verde, integrándose como herramientas fundamentales para logarar los Objetivos de Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas y las premisas contenidas en el documento aprobado por la comunidad internacional en la Conferencia de Río + 20.

Por lo tanto, España, una vez más, promociona su patrimonio natural que al mismo tiempo le sirve para atraer a numerosos turistas.

Foto vía El Mundo

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *