Iznájar, una joya cordobesa

Iznajar se encuentra a 25 kilómetros al sur de Priego y a 110 kilómetros de Córdoba, junto al embalse de Iznájar, también conocido como el Lago de Andalucía. El blanco caserío se escalona sobre una ladera en cuya cima, unos 533 metros sobre el nivel del mar, se halla el castillo y la iglesia.

La Semana Santa de esta encantadora villa es de las más solemnes y representativas de la provincia de Córdoba. La escenificación de El Paso en la iglesia parroquial de Iznájar, consiste en la representación viviente del drama de la Pasión a cargo de la gente del pueblo.

Además, Iznájar es conocida por varios platos destacados como las mohejuelas, el relleno, el salmorejo de naranaja, el guisillo, los rosquillos almibarados, los huevos volaos, los pestiños y los huesos de santo.

El castillo y la iglesia de Santiago son los dos iconos de Iznájar. El castillo, fortaleza de época musulmana, se empezó a construir en el siglo VII, aunque sus reformas se prolongarían hasta el siglo XV. Tres siglos después, se adaptó como vivienda del administrador del duque de Sesa, función que cumpliría hasta el siglo XIX. Hoy en día, se encuentra bastante deteriorado. Conserva algunos torreones y está rodeado por el recinto amurallado que cercó la villa en el siglo XI.

La iglesia de Santiago fue levantada a mediados del siglo XVI dándose por finalizada la obra hacia mediados del XVII. Presenta un estilo renacentista. Destaca la bóveda de casetones que cubre el ábside y el altar mayor, de época barroca. También sobresale la Ermita de la Virgen de la Piedad, popularmente conocida como la Antigua. Es de estilo barroco y se edificó en el siglo XVII.

Asimismo, el turista debe visitar la Biblioteca Pública Municipal que está en la plaza del Castillo. Se ubica en lo que fue el antiguo pósito local. Por otro lado, el Patio de las Comedias supone quizá el lugar más bonito del pueblo. Esta plaza se encuentra junto a los miradores con vistas al embalse; las macetas azules, siempre llenas de flores, dan a este lugar un gran encanto.

Por último, hay que visitar el embalse de Iznájar. Ocupa más de 900 millones de metros cúbicos de capacidad, 100 kilómetros de orilla y 32 kilómetros de longitud. Resulta un lugar ideal para la práctica de varios deportes naúticos, la pesca y el baño.

Foto vía Red de Blogs Comerciales

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *